El fin del mundo

Standard

Y el mundo sí terminó, después de un adiós implícito que no pintaba un hasta luego.

Me acaricia la soledad mientras te extraño, y lo terrible es que cambiás de cara en cada instante; persistente.

¿A quién extraño?

Tus mil y una caras las llevo dentro, muy dentro, resguardadas por siempre del olvido. Y te espero, como ayer, como hace diez años, como dentro de diez años… Que los sueños son lo único que tengo.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s